top of page

Cabezas quemadas: ¿Cómo combatir el “Burnout” que nos deja la pandemia?


Según una nota recientemente publicada en Clarín, que accedió en exclusiva a una nueva medición del Observatorio de Tendencias Sociales y Empresariales de la Universidad Siglo 21, tras 15 meses de pandemia y pese a que 2021 apostaba a ser el año que dejaría atrás el flagelo emocional de 2020, casi la mitad de las y los argentinos aseguran no ser felices ni estar satisfechos con su vida.

Los niveles de felicidad y satisfacción cayeron de un 63% a un 57%. La comparación es anual, entre mayo-junio de 2020 y mayo-junio de 2021, y marca el impacto de la vida cotidiana de los últimos meses en el bienestar emocional de las personas.

Además, por tercer año consecutivo se registró un aumento en los niveles de estrés crónico y agotamiento psíquico de la población.

¿Qué nos viene sucediendo? El aislamiento obligatorio y los cambios en las rutinas laborales y cotidianas nos llevan a que el tiempo se haya vuelto un continuo donde es difícil diferenciar los momentos. Esta diferenciación se daba por cambios de espacio físico, de personas con las que interactuábamos, de tareas que realizábamos. Hoy el zoom y las pantallas representan la mayor parte de nuestras vidas y el esfuerzo de adaptación y reinvención, sumado a la incertidumbre del día a día, nos encuentra abrumados, sobrecargados y completamente superados. No es sólo una realidad local. Un artículo de HBR señala que en el último año, siete de cada 10 trabajadores han experimentado agotamiento.

<