Matriz FODA personal: La importancia de llevar adelante un autoanálisis para tu carrera profesional

Trabajar sobre la motivación y el desarrollo de las capacidades de los empleados suele ser una de las tareas más problemáticas dentro de las organizaciones. Esto se debe a que cada persona se ve atravesada por diferentes intereses y motivaciones intrínsecas que guían su accionar.


Afortunadamente, las empresas cuentan con una variedad de recursos que les permiten abordar con mayor efectividad estas cuestiones y trabajar de una forma más cercana con las personas para lograr un mayor compromiso.


Uno de estos recursos es el plan de carrera. Se trata de un proceso mediante el cual la empresa y el trabajador establecen metas profesionales e identifican tanto los pasos a llevar adelante, como los recursos y capacidades necesarias para alcanzarlas. Tanto el profesional como la organización deben trabajar conjuntamente para trazar una hoja de ruta. Es fundamental detallar en ella las cuestiones más importantes a considerar (capacitación, rotación de puestos, mentoreo, entre otras) para que el trabajador logre crecer dentro de la organización y alcanzar sus objetivos. Cabe aclarar que no se trata de un proceso estático y la hoja de ruta se va reformulando a partir de la revisión constante de los progresos, de las metas alcanzadas y del desarrollo de la persona, con el objetivo de detectar si es necesario ajustar el curso de acción o realizar pequeños cambios que se adecuen mejor al trabajador y a las oportunidades de la empresa.


En este proceso el empleado ocupa un rol fundamental, dado que, para comenzar, este deberá tener bien en claro cuáles son sus aspiraciones personales y profesionales, y cuáles son los sacrificios que este deberá hacer para alcanzarlas. Por lo general, las personas piensan que se conocen bien, pero en situaciones como éstas donde su futuro entra en juego, comienzan a dudar y no saben por dónde empezar a plantearse los objetivos. Una habilidad que suele ayudar a identificar dichas aspiraciones es el autoanálisis, que es central en todo proceso de autoconocimiento. Esta implica la investigación sobre uno mismo empleando la introspección para determinar cómo funciona nuestra mente, como nos encontramos en las distintas esferas de nuestra vida, e identificar fortalezas, debilidades, expectativas y competencias.


La matriz FODA o DOFA Personal, comprende una herramienta que facilita el autoanálisis y el establecimiento de un plan estratégico de carrera profesional. Esta es una técnica de planificación que se aplica en los negocios, pero que también es muy útil aplicada al contexto personal. Permite analizar las debilidades, oportunidades, fortalezas y amenazas de las personas en el alcance de sus metas individuales y permite entender mejor la realidad actual de cara al futuro, siendo la base para plantear cursos de acción que ayuden a alcanzar los objetivos que nos proponemos.


La matriz plantea el análisis de cuatro componentes (debilidades, oportunidades, fortalezas y amenazas) que, a su vez, se encuadran en dos grupos: los componentes de análisis interno y los componentes de análisis externo. Dentro del análisis interno encontramos a las fortalezas y las debilidades, y dentro del análisis externo encontraremos a las oportunidades y amenazas del entorno que nos rodea.


¿Cómo realizar el FODA Personal?


Una cuestión importante al llevar adelante el análisis FODA es comprender que el mismo varía según la meta u objetivo que nos planteamos. Por ese motivo es clave el previo establecimiento de nuestra visión de futuro, de qué es lo que buscamos lograr.


1. Establecer de manera clara la meta u objetivo de carrera. Es fundamental que sea desafiante pero posible de lograr. Alude a aquello con lo cual soñamos para nuestro futuro a 5 o 10 años.


2. Elaborar la matriz FODA personal. Crear la matriz en la cual se volcarán los resultados de los posteriores análisis. La matriz se crea dividiendo un espacio en cuatro secciones: Fortalezas, Debilidades, Oportunidades y Amenazas.


3. Análisis interno personal (Fortalezas, Debilidades). Llevar adelante un análisis de las competencias de la persona, evaluando fortalezas y debilidades. Las fortalezas son las características en las que la persona se destaca y que la ayudarán a alcanzar sus metas. Pueden ser su experiencia, su formación educativa, su actitud u otras habilidades blandas que le den una ventaja competitiva sobre los demás.


Preguntas que puede plantearse el sujeto al realizar este análisis:

- ¿Qué habilidades tengo?

- ¿En qué actividades me destaco?

- ¿En qué aspectos los demás me elogian?

- ¿Cuáles son las actitudes más positivas que vuelco en mi trabajo?


En lo que respecta al análisis de debilidades, se deben evaluar las características propias que dificultan el logro de los objetivos de la persona y otros aspectos que se consideran negativos y sobre los cuales deberá trabajar para mejorar.


Para detectar las debilidades, la persona se puede preguntar:

- ¿Qué debería mejorar de mi personalidad y en relación con mis conocimientos y aptitudes?

- ¿Qué hábitos no me dejan avanzar en el alcance de mis metas?

- ¿Cuáles son las actitudes más negativas que vuelco en mi trabajo?

- ¿En qué áreas me siento más vulnerable en relación con mi desempeño?


4. Análisis externo personal (Oportunidades, Amenazas). Este paso consiste en analizar las oportunidades y amenazas que la persona nota en su entorno, es decir todas aquellas variables que no se pueden controlar directamente, pero que pueden ser aprovechadas o contrarrestadas por el sujeto.


En lo que respecta al análisis de oportunidades se investigan aquellos elementos del contexto los cuales se pueden aprovechar para sacar una ventaja o beneficio.


La persona puede identificar oportunidades planteándose preguntas como:

- ¿Qué tendencias del entorno podrían ser beneficiosas para mí?

- ¿Qué cambios se están produciendo en el mercado en cuanto a la industria, leyes, regulaciones, situación política, económica o social de las que puedo sacar provecho?

- ¿Hay alguna necesidad sin resolver en la industria o mercado que pueda aprovechar?

- ¿Cuáles aspectos del rumbo del negocio para los próximos años puedo aprovechar?


Por otro lado, en el análisis de amenazas el foco estaría en detectar aquellas situaciones que dificulten la consecución de los objetivos. Lo recomendable es tomar todas las medidas necesarias para contrarrestar estos efectos.


Las preguntas que podría plantearse la persona son:

- ¿Qué cambios se están produciendo en el mercado, industria, leyes, regulaciones, situación política, económica o social que me pueden afectar negativamente?

- ¿Qué cuestiones externas no me dejan avanzar hacia mis objetivos?

- ¿Hay alguna situación a nivel país o mundial que me afecta negativamente?

- ¿Cuáles aspectos del rumbo del negocio para los próximos años me pueden perjudicar?


4.Análisis cruzado de los cuadrantes. Una vez completados los 4 cuadrantes el paso más importante es el análisis de las variables en juego, viendo cuáles son los aspectos claves donde apalancar el desarrollo de carrera, cómo contrarrestar las amenazas más importantes y sobre cuáles aspectos debería trabajar para poder lograr la meta que me propongo. Esto nos permite contar con una visión general de la situación actual, fundamental para establecer un plan de acción sólido y eficaz.


Lucia Ogrin, Gestión Administrativa en Binden Group.

Laura Gaidulewicz, Directora de Binden Group.

info@bindengroup.com.ar

Whatsapp:  +54 9 11 2235 4340

Argentina

Alicia M. de Justo 1150 piso 3 oficina 306A

(1107) CABA - Argentina

+54 11 5273 8992

Paraguay

WTC, Av. Aviadores del Chaco (1816) - Asunción

+595 98 494 8222

© 2020 by Binden Group. Todos los derechos reservados.

  • WhatasApp
  • Blanco Icono de Instagram
  • White Facebook Icon
  • White YouTube Icon
  • White Twitter Icon
  • White LinkedIn Icon